Cuando lo encontraron solo Gritaba “Mátenme no saben lo que tuve que hacer”

Esta no es una historia cualquiera, es una historia de la vida real que muestra la verdad que muchos nos negamos a creer que existe. Javier un pequeño niño de 6 años de edad, quien ha tenido que vivir la peor de las experiencias.

Javier, vivía con su pequeña hermanita de 2 años de edad y sus padres en Estados Unidos, sin embargo, una mañana como cualquier otra, terminó en un verdadero cuento de terror, pues mientras se encontraban jugando en el patio de su casa, ambos niños fueron raptados.

Ambos fueron encerrados en un sótano junto a otros 6 niños que no pasaban los 8 años de edad. Todos esos angelitos habían sido raptados para la venta de órganos; día a día, los pequeños eran torturados de la peor manera, los órganos les eran extraídos poco a poco hasta que finalmente terminaban muriendo. Algunas veces comenzaban por las corneas y otras tantas por los riñones, pero sin importar como era el proceso, no había ninguno que saliera vivo de ahí.

Luego de 17 días de cautiverio el pequeño escuchó una noticia que lo dejó helado; se necesitaban las corneas de un niño pequeño, a su hermanita le iban a extraer los ojos, después de eso, sus días estarían contados y llenos de dolor, por lo que lleno de sufrimiento, tomó la decisión más importante de su vida.

Con la única intención de que su hermanita no pasará por el mismo dolor que los otros niños, Javier aprovecho un descuido, tomó una de las pistolas que esos monstruos utilizaban para amenazarlos y con la única intención de evitarle el sufrimiento a su hermanita, en medio de lagrimas tomó a la pequeña por los brazos, la recargo contra la pared y le disparó…

Afortunadamente los vecinos escucharon el disparo, por lo que dieron aviso a la policía. Al no encontrar ninguna evidencia, los agentes se retiraron del sitio pero no quitaron el dedo del asunto y comenzaron a rondar la casa. Finalmente luego de una semana y tras observar movimientos sospechosos y los malos olores que salían del lugar, estos criminales fueron descubiertos.

Solo 3 niños fueron rescatados, entre ellos iba Javier, quien en cuanto vio a la policía comenzó a gritar desesperado “Mátenme, no saben lo que hice” estas fueron las palabras de un niño quien para evitarle el sufrimiento a su hermana, tuvo que arrebatarle la vida…

Loading...
julio 27, 2017

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *