Este Caso de eutanasia en un bebé de diez meses te dejara sin palabras.

Charlie Gard, el bebé británico al que un juez ordenó desconectar en contra de la voluntad de sus padres

Charlie Gard fue diagnosticado con el síndrome de agotamiento mitocondrial. Esta enfermedad incurable no le permite ver, oír o respirar por sí solo.

Los padres del pequeño son Connie Yates y Chris Gard, batallan en las cortes para mantenerlo con vida y llevarlo a Estados Unidos para que reciba un tratamiento.

Aunque han obtenido el respaldado de la justicia europea, los médicos que lo tratan se disponen a aplicarle inyección terminal. Aseguran que el tratamiento causaría mayor sufrimiento al menor.

La alta corte británica dio la razón a los médicos al considerar que el niño tiene muy pocas posibilidades de curarse y que extender el tratamiento no hace más que alargar su sufrimiento.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump expresó su apoyo con la familia.

“El presidente Trump ha ofrecido ayudar a la familia en esta situación desgarradora”, dijo en un comunicado Helen Ferre, directora de comunicaciones de la Casa Blanca.

El papa Francisco también se unió a su dolor y afirmó que sigue con “conmoción” su caso.

“Reza por ellos con la esperanza de que su deseo de acompañar y ocuparse de su hijo no sea rechazado”, aseguró el Vaticano en un comunicado.

Con sus apelaciones legales agotadas, la familia dice que lentamente se están preparando para decir adiós a su hijo.

Loading...
julio 7, 2017

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *